Mario & Jennifer

¡Se cayó el cielo por su amor!

Esta es una boda que nunca olvidaremos. Tita y yo terminamos completamente mojados luego de una intensa lluvia que empezó justo a mitad de la ceremonia, que se desarrollaba en los exteriores de la Quinta Aramis en la ciudad de Loja, Ecuador. No nos creerían si les decimos que la cámara que usaba Tita, le brotaba agua al aplastar los botones. Arriesgamos mucho ese día, pero sabíamos que las fotos del día más importante de su vida no podían verse sacrificadas, pero sobre todo pesó el cariño que tuvimos con ellos.

Conocimos a Mario y Jennifer por casualidades de la vida, una pareja cristiana, como nosotros, con la que tuvimos muchas coincidencias. Hicimos click desde un inicio, tanto que hasta ahora nos mantenemos en contacto y podemos considerarnos sus amigos. Esto es uno de los regalos más bonitos que nos dejan las bodas, amistades que perduran en el tiempo así como sus fotografías.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.